Noticias

0

A partir del siglo IX, en la vertiente sur de los Pirineos, el territorio se organiza en condados dependientes del reino franco, dentro de la Marca Hispánica. Durante el siglo X, los condados catalanes irán desvinculándose progresivamente del Imperio Carolingio, hasta conseguir la independencia política y religiosa.

La Vall de Boí formaba parte de uno de estos condados: el de Pallars-Ribagorça, adscrito a la casa de Tolosa hasta finales del siglo IX. La independencia del condado inicia un complejo proceso de control político y religioso del territorio, que concluye con la división del condado originario en tres nuevos condados independientes (Ribagorça, Pallars Jussà y Pallars Sobirà) y con la creación de una nueva diócesis: el obispado de Roda

La Vall de Boí se encuentra en medio de este proceso. En la primera división territorial había permanecido en el territorio de la Ribagorça, pero, a partir de 1025, pasa a formar parte del Pallars Jussà y durante buena parte del siglo XI se ve inmersa en las luchas condales entre los dos Pallars. Paralelamente, a mediados de siglo X, las iglesias del valle, que, originariamente, eran del obispado de Urgell, pasan a depender del obispado de Roda. La creación de esta nueva diócesis inició un periodo de disputas entre ambos obispados. La Vall de Boí también se encuentra en medio de este conflicto, tal como lo prueba el acta de consagración que Ramon Guillem, obispo de Roda-Barbastro, ordena pintar en una columna de Sant Climent de Taüll el año 1123, como muestra de control del territorio.

Pocos años después, en 1140, se firma la concordia entre los dos obispados. La mayoría de las parroquias de la Vall de Boí se adscriben al obispado de Urgell, únicamente la Assumpció de Cóll continua dependiendo de Roda-Barbastro.

Junto a este proceso de reestructuración territorial se va configurando un nuevo orden social: el feudalismo. Los campesinos pierden su libertad y quedan ligados a la tierra bajo el dominio de los señores feudales, que se benefician de las luchas condales y del proceso de feudalización, aumentando sus posesiones y poder.

En la Vall de Boí estos señores son los Erill. Desde Erillcastell, su lugar de origen, inician a finales del siglo XI una rápida ascensión social, participando en las campañas de repoblación y de reconquista bajo las órdenes de Alfonso el Batallador, rey de Aragón.

Nos encontramos a principios del siglo XII, justo antes de la consagración de Sant Climent y Santa Maria de Taüll. Los señores de Erill utilizan los recursos obtenidos de los botines de guerra para promocionar la construcción de las iglesias de la Vall de Boí, una manera de mostrar su poder y de adquirir prestigio social.

Folleto El Conjunto Románico de la Vall de Boí

Horarios Iglesias

Información extraida del Centre del Romànic de la Vall de Boí

Desde nuestro alojamiento disponemos de bonos descuento para entrar en 3 o en 5 iglesias

Setas en La Vall de Boí – Pirineo Posted septiembre 17, 2014

0

 Actividad Otoñal recolecta de Setas en el Pirineo de Lleida – Vall de Boi

En la Casa Rural Hortal Pubill estamos a las puertas del otoño, con la luz y la gran variedad de colores que podrás disfrutar en los Pirineos de Lleida en la Vall de Boi, os proponemos una actividad otoñal; itinerarios guiados de como ir al bosque y reconocer la gran variedad de setas, comestibles o tóxicos y también como recogerlos sin destrozar el bosque.
Actividad para toda la familia, niños y adultos.
Os gustaría pasar un día con nosotros?

 

0

cielo

¿ Quieres disfrutar de un fantástico fin de semana en La Vall de Boí observando su cielo y la tradición de las fallas ?